Peligra continuidad del transporte de colectivos

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las líneas de colectivos pueden dejar de funcionar, al menos de la mano de Atlántida • La empresa le planteó a la comuna que mantener las líneas es muy oneroso y estas son deficitarias. 

El transporte público de pasajeros tiene una realidad compleja en todas las ciudades del interior. La falta de apoyo del gobierno nacional, los aumentos constantes y sin pausa de combustibles, seguros y la caída del consumo de los servicios hace que el panorama sea crítico.

Se supo que la empresa Atlántida ya inició los contactos con el Departamento Ejecutivo para comenzar un proceso de finalización de la prestación del servicio de transporte urbano de pasajeros en Mercedes. En enero y febrero ha caído un 40% el corte de boleto.

 

Aumentos y bajas

El combustible es un elemento que los transportistas de todo el país están dando como un dispositivo clave en el aumento de sus costos operativos. “En enero de 2016, cuando asume la actual gestión de Mauricio Macri, el valor del gasoil era de 12,54 pesos por litro mientras que a marzo de 2017, es decir, 15 meses después, se empieza a pagar 16.78 pesos, como barato” afirmaron desde el sector.

A ese aspecto, los transportistas, agregan que el peaje también los está golpeando fuerte y que en los últimos meses tuvo incrementos que llegan al 66% para vehículos y superan el 260% en el caso de transporte de carga. También se sumó una hora pico a la mañana mano centro Capital Federal de 7 a 11 horas y una hora pico a la tarde mano provincia de 16 a 20 horas en días hábiles. Estos aspectos son todos vinculantes para los mercedinos.

Así como algunas cosas suben, otras bajan. La caída del corte de boleto es algo que se ve en todos lados. El tren se vuelve cada vez más una opción. En Mercedes viajar en tren a Luján cuesta 3 pesos contra 26 pesos en micro. En el caso de nuestra ciudad la crisis impacta invitando cada vez más a utilizar la bicicleta o la moto, obviamente generando nuevos mecanismos de movilidad.

 

Historia compleja

En Mercedes durante el año 2015 estalló la realidad. La empresa Micro Ómnibus Mercedes dejaba de prestar el servicio y así terminó durante el mandato de Carlos Selva. Cuando la actual gestión de Juan Ustarroz asumió se propuso solucionar el tema y es así que tras un breve periodo logran restaurar el servicio a través de la empresa Atlántida e incluso tiempo más tarde anunciar una ampliación del recorrido. También puso en marcha el boleto estudiantil gratuito para todos los educandos y el boleto para los trabajadores municipales gratis en momentos de ingreso y egreso de la jornada laboral. Previo a la incorporación de la actual empresa hubo una suerte de transición con la empresa Cossi que ofreció la prestación. Sin embargo, siempre bajo una modalidad con fuerte apoyo comunal.

Pero desde hace un tiempo a esta parte, desde la empresa están viendo que “los números no cierran”. La clave está en el corte de boleto, los gastos operativos y la relación con el ingreso mínimo para mantener las líneas internas funcionando. El transporte urbano en Mercedes da pérdidas y se le pone complejo a los prestadores.

La línea Parque – Noelandia es la más deficitaria. La de Matienzo – Cementerio tiene más corte de boleto, pero, igual es deficitaria. La emergencia nunca fue dada de baja y está vigente tras el quiebre de la empresa M.O.M que luego fue cubierto por el municipio y posteriormente con Atlántida, empresa que ahora presenta el deseo de finalizar con la prestación del servicio.

El panorama que se vive es complejo y las próximas semanas son clave para que el futuro del transporte público de pasajeros en Mercedes se mantenga en pie.

 

Problemas serios

El intendente Ustarroz confirmó que “la empresa tiene serios inconvenientes en función de un déficit del orden de 180 mil pesos mensuales que si bien desde el primer momento plantearon que no tenían un ánimo de lucro sobre la ciudad de Mercedes – dado que al administrar la línea 57 hay un vínculo con nuestra ciudad haciéndolo sin ese fin-  pero ahora la situación se torna prácticamente insostenible así que estamos analizando diferentes variables, hipótesis, pero es un problema muy grande”.

Según indicó “vamos a hacer todos los esfuerzos para no dejar caer el transporte público porque si bien no hay una demanda como proyectábamos donde hay horarios y una línea, particularmente la que va del Parque Municipal a Noelandia que va muy poca gente, también sabemos que no se debe perder”.

La situación está constantemente en análisis y narró que “estamos contra reloj, la situación es muy crítica. Hoy veníamos en un sentido bien, a pesar de que hace tiempo la empresa nos lo venía avisando”.

“Se pensó que en temporada de verano la población usaba menos el servicio y quizás luego retomara, pero, ahora está la cruda realidad que tiene que ver con los usos y costumbres de la ciudad y vamos a hacer todos los esfuerzos para que no pague el costo el usuario, el que lo utiliza, así que estamos trabajando fuerte en esto”, concluyó.

  Share:

Author: Yesica Landola

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*